Hay una variedad de alimentos que son seguros para los perros con cáncer, así como algunas contraindicaciones a tener en cuenta. En general, lo mejor es alimentar al perro con una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos. Esto le ayudará a mantener altos sus niveles de energía y a conservar su masa muscular. Algunos alimentos específicos que son seguros para los perros con cáncer incluyen: - carnes magras como pollo, pavo y pescado - requesón - huevos cocidos - yogur natural - frutas y verduras como zanahorias, manzanas y judías verdes Algunas cosas que debe evitar alimentar a su perro con cáncer incluyen: - alimentos procesados - alimentos ricos en azúcar - alimentos grasos - alimentos que contienen conservantes o sabores artificiales Además de una dieta saludable, hay algunos suplementos que pueden ser beneficiosos para los perros con cáncer. Entre ellos se encuentran los ácidos grasos omega-3, la vitamina E y el extracto de té verde. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a combatir la inflamación, mientras que la vitamina E es un antioxidante que puede ayudar a proteger las células del daño. El extracto de té verde contiene polifenoles, a los que se atribuyen propiedades anticancerígenas.

El cáncer es un diagnóstico devastador para cualquier dueño de mascota, pero es especialmente difícil cuando es su mejor amigo peludo quien ha sido diagnosticado. Aunque no existe una respuesta única en lo que respecta a la mejor dieta para un perro con cáncer, hay algunas pautas generales que pueden ayudarle a elegir los alimentos más beneficiosos para su perro. Lo primero que debe tener en cuenta es si su perro está recibiendo tratamiento contra el cáncer. Si es así, es probable que su veterinario le recomiende una dieta baja en grasas y rica en proteínas para ayudarle a mantener sus niveles de energía y su peso. Si su perro no está en tratamiento, puede tener más flexibilidad en su dieta, pero sigue siendo importante elegir alimentos que le aporten los nutrientes que necesita.

Hay muchos tipos distintos de cáncer que pueden afectar a los perros, y cada tipo tendrá unos requisitos dietéticos diferentes. Por ejemplo, un perro con cáncer de huesos puede necesitar una dieta rica en proteínas y calcio, mientras que un perro con cáncer gastrointestinal puede necesitar una dieta fácil de digerir y baja en grasas. A la hora de alimentar a los perros con cáncer, hay que tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, es importante trabajar con su veterinario para crear un plan que sea el mejor para su perro. En segundo lugar, es importante conocer las posibles contraindicaciones asociadas a determinados alimentos. En lo que respecta al cáncer, existen varios tipos diferentes que pueden afectar a los perros. Los tipos de cáncer más comunes en los perros son el linfoma, los mastocitomas y el osteosarcoma. Cada tipo de cáncer viene con su propio conjunto de síntomas y opciones de tratamiento, por lo que es importante trabajar con su veterinario para crear un plan que sea adecuado para su perro. En general, un perro con cáncer necesitará una dieta rica en calorías y proteínas. Esto se debe a que el cáncer puede causar pérdida de peso y desgaste muscular. La grasa también es una parte importante de la dieta, ya que proporciona energía y ayuda a absorber las vitaminas liposolubles.

Sobre la autora: La Dra. Faith Whitehead es veterinaria licenciada e investigadora.

es_ESES

Pin It on Pinterest

What Our Clients Say
131 reseñas